En Barcelona hay cerca de 3.000 niños atendidos por diferentes unidades del ayuntamiento por encontrarse en alto riesgo social, de los cuales casi 2.000 son tutelados por desamparo. Además, hay cientos de niños inmigrantes que no entran en este cómputo y cuyo número lamentablemente aumenta vertiginosamente.

VIS Foundation, desde antes de ser Fundación en noviembre del 2018, cuando era una asocición (desde el 2013), ya ha tratado de aportar su grano de arena en este sector tan delicado de la sociedad española. Lo ha hecho concretamente en el centro de acogida San José de la Montaña de la capital catalana y en la residencia infantil Emmanuel de Sant Just Desvern, en las afueras de Barcelona.

En el centro san José de la Montaña hemos ofrecido ayuda concreta para que los cerca de 60 menores del centro cuenten con las herramientas necesarias para desarrollarse integralmente, crezcan sanos y se responsabilicen con la construcción de un futuro mejor. Durante estos años hemos aportado cerca de 5.000 euros para adquirir mobiliario y electrodomésticos en las instalaciones donde los menores comen o transcurren el tiempo libre en actividades lúdicas y recreativas.

Pero, sobre todo, se hizo una importante inversión pintando todo el centro de acogida, en sus habitaciones, áreas comunes, oficinas y demás. La renovación y el buen mantenimiento de unas instalaciones, que en este caso específico se lograron gracias al patrocinio de “Cavallé & associats” en el 2016 (valorado en cerca de 5.000 euros), repercute en la calidad de vida de los niños y niñas acogidos, tanto en lo psicológico, como en las actitudes comportamentales y en el rendimiento escolar.

También hemos colaborado, aunque en menor medida (cerca de 2.500 euros en total), en la residencia infantil Emmanuel, ayudando a financiar algunos gastos ordinarios de la gestión del centro y realizando algunos trabajos de mantemiento de la cocina. En esta comunidad, que viven entre 6 y 8 menores en estado de necesidad y vulnerabilidad, se les asegura los cuidados necesarios para que crezcan sanos, protegidos y, desde luego, tengan acceso a una formación integral de calidad.

Además de estas aportaciones en recursos económicos o en trabajos realizados, nuestra organización también ha apoyado con algunas horas de voluntariado.

Como siempre, las instituciones a las que ayudamos desde la Fundación son instituciones que conocemos personalmente, y en las que confiamos porque vemos que se cumplen todos los mecanismos de protección y cuidado de los menores y que estos cuentan con el respeto, el apoyo y la dedicación de sus responsables y tutores.

En VIS España, confirmamos la vocación humanitaria de cooperación al desarrollo en países del tercer mundo, pero deseamos también seguir impulsando nuestro apoyo a la niñez más necesitada de nuestro país. Necesitamos tu ayuda para conseguirlo; por eso te animamos a hacerte socio de Vis y así aportar tu grano de arena y ser parte de nuestra misión, ¡ser parte del cambio!

Entradas recomendadas